Festival de Danza Solidaria 2012 – Azudanza

Bueno, este es el último post de esta serie sobre Danza Solidaria 2012, y no podía ser sino con Azudanza y el trabajo de Marisol Ferrari.

Considero a Azudanza mi hogar en el mundo del arte. Aquí, mientras niñas y jóvenes crecen como bailarines y seres humanos de mayor  valor yo aprendí la mayor parte de lo poco que sé sobre fotografía.

Y si con Azudanza hice mi propia escuela, con Danza Solidaria hice mis pasantías. Sin embargo trato de ser objetivo, o digamos tan subjetivo como lo soy con cualquier otra agrupación. En cada oportunidad evalúo con ojo crítico el desempaño de cada bailarín y bailarina.

Kábala fue la pieza escogida para estar en la clausura de DS 2012. Lo interesante de esta pieza es volver a ver hombres en una coreografía de Marisol, quienes a pesar del corto tiempo bajo la disciplina de la danza contemporánea han ido agarrando el paso de manera cierta. Kábala nos muestra lineas características de Marisol Ferrari, su estilo, su marca; pero en esta pieza notamos el potencial de las bailarinas más experimentadas y que cada día aprenden un poco más sobre como “mover el aire” sobre escena. Y cuando digo “aprenden” no quiero decir que son principiantes, para mi mover el aire es la consagración de una bailarina en su estilo propio. Estoy ansioso por ver hasta donde llegan. Los hombres denotan potencial y en mi parecer ya demandan de algo más retador. Yo espero, dentro de no mucho, ver un duo, donde hombre y mujer se comuniquen, se entiendan y transmitan esa energía que muy rara vez se ve en los escenarios de la ciudad.

Fotográficamente fue la obra más frustrante, ya que siendo una obra que conocía bien me conseguí con condiciones de luz inesperadas. Un rojo intenso caía sobre los bailarines comiéndose toda la luz y dejando los rostros con negras sombras. Mi única alternativa fue buscar el alto contraste para hacer todo en blanco y negro, lo que no resultó del todo mal.

Bueno, así termina otra edición de esta festival. Con suerte el año próximo también podré estar, aunque confieso que me gustaría ver más contemporáneo. Sin restarle mérico a la danza tradicional pienso que un festival más balanceado entre géneros sería más rico

Marisol Ferrari, Directora

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *